+34 983 681 146        


En el corazón de la Ribera del Duero

logo Bodegas arzuaga

Los viñedos

La calidad es fundamental en Arzuaga-Navarro, es el aspecto más mimado y cuidado. 

Esta atención se inicia en el viñedo, porque es imposible hacer un buen vino sin uvas sanas y de calidad. Aquí se cuida que los rendimientos sean muy limitados en sintonía con unos suelos de escasa fertilidad y el duro clima castellano, ya que una producción demasiado alta restaría concentración y calidad al vino.  La excelente calidad de sus uvas, premisa inexcusable del buen vino, el mismo con el que son cuidados los viñedos y la pasión en el trabajo han hecho que sus vinos sean ya unos de los más prestigiosos de la Denominación de Origen de la Ribera del Duero

La Bodega Arzuaga-Navarro cuenta con 150 hectáreas de viñedo, distribuidos entre las inmediaciones de la bodega y el espacio natural de la finca La Planta. Los viñedos de Arzuaga-Navarro disfrutan de un clima único: El día se caracteriza por un sol nítido, mientras que la noche es fresca y húmeda. Esta combinación climática hace que la maduración de las uvas sea lenta y perfecta, cuyo resultado sea un fruto sano, teñido y azucarado, y con una aromática acidez. En esta región castellana, con suelos de escasa fertilidad, se cultiva las variedades Tinto Fino o Tempranillo, y las variedades francesas Cabernet Sauvignon y Merlot. El 80% de las viñas superan los 20 años bajo producción más o menos de 4.00 kg/ha. Por otro lado, La Bodega Arzuaga-Navarro posee viñedos fuera de la provincia de Valladolid, concretamente en la localidad de Malagón, en Ciudad Real, donde elabora el vino Pago Florentino.